Xavier Llegorreta
rss feed
Spanish

Current ideology in Venezuela


In the Venezuelan case, the Venezuelan politician on the left and opponent of Chavismo, Teodoro Petkoff, believes that two features of Chavismo are:


Authoritarianism and militarism despite the fact that Chavism defines itself as a defender of a democratic socialism.


A good friend of mine, the Archbishop of Mérida, Mons. Baltasar Porras and created Cardinal recently opined that 21st century socialism is “ideologically undefined”, which seeks to “distract attention” and “looks more like a supermarket.”


The true characteristics of this socialism are populism, authoritarianism
and militarism.


This socialism that Chávez said at the time, is not predefined. Rather, Chavez said “we must transform the mode of capital and move towards a new socialism that must be built every day”


On this development of socialism in Venezuela, in its latest government program, the “Plan of the Homeland” published in June 2012, Chavez acknowledged that “the socio-economic formation that still prevails in Venezuela is capitalist and rentier in nature. He once said that “socialism has just begun to implant its own internal dynamism among us.”


This same thesis is defended by the current President Nicolás Maduro, pointing out that what is in crisis in Venezuela is the “capitalist-rentier model”.


I am sure that there is not and will not be socialism in Venezuela as history has shown but a substitute for socialism mixed with the Latin charism, disorganized, chaotic and unfair

Comments

  1. Mientras los regímenes de Nicaragua y Venezuela resisten, la región vira a la derecha, inmersa en un clima de fatiga democrática.

    Los ciclos políticos se alimentan con los de la economía, el generacional y aquellos derivados estrictamente de la práctica política en función de la dinámica electoral. Esta, a su vez, se nutre de los cambios registrados en las demandas sociales y en el agotamiento que sufre la oferta ideológico-programática. Como resorte formal se encuentra el propio calendario electoral, que pauta tiempos, así como la mecánica administrativa que condiciona los procedimientos.

    Los países de América Latina –me referiré a casos nacionales e individuales en vez de al conjunto de la región, ya que existen enormes diferencias que exigen matizar toda generalización– se encuentran en un escenario de configuración de un nuevo ciclo político. Este ensayo se articula sobre tres ejes argumentales: la evidencia que permite hablar de nuevo ciclo; la permanencia de elementos clásicos en la política de la región, que parecían periclitados pero se resisten a desaparecer; y finalmente, la fatiga democrática generalizada.

    Se ha producido una alternancia en nueve de los 15 procesos electorales presidenciales celebrados desde 2015 hasta la fecha. De los seis países donde ha habido continuidad, en cuatro los resultados electorales han sido cuestionados por la oposición o por organismos internacionales de observación electoral: Honduras, Nicaragua, Paraguay y Venezuela. Solo en Costa Rica y República Dominicana los partidos gobernantes revalidaron la presidencia, siendo reelegido el presidente en este último país. La evidencia, por consiguiente, avala la idea de una amplia alternancia en la región, sinónimo del cambio político.

    Ahora bien, hay un elemento que debe considerarse de manera complementaria. Se refiere a si se ha tratado o no de una alternancia drástica, con cambios profundos en la orientación de las políticas públicas, las relaciones internacionales y en la introducción de un nuevo estilo de gobierno al que no es ajeno la posición ideológica del jefe del Estado. El cambio merece el calificativo de drástico para los primeros seis de los nueve casos: Argentina, Brasil, Chile, Ecuador –donde a priori no se registró alternancia, pero el gobierno entrante, tras tomar posesión, rompió con el legado de su predecesor y mentor, situándose en las antípodas políticas–, El Salvador, México, Colombia, Guatemala y Perú.

    En Nicaragua y Venezuela, países donde no se ha producido alternancia y, además, el titular del ejecutivo ha mantenido el poder, sus presidentes se enfrentan a fuertes movilizaciones populares que piden su renuncia y al no reconocimiento de su mandato de gran parte de la comunidad internacional…

Write a comment...


You can use this HTML attributes and tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.